jueves, 20 de agosto de 2009

MARCO TEORICO

MARCO TEORICO



El analfabetismo no es solo una cuestión técnico–pedagógica, sino un problema de profundas dimensiones sociales. Los diferentes grados de dominio de la lectoescritura, refuerzan en muchos países las desigualdades sociales. Los códigos lingüísticos aprendidos en el entorno social están profundamente determinados por la socialización primaria de los individuos. Basil Bernstein intenta probar la existencia de dos códigos afectados por la estructura de clases, un código restringido, empleado por las clases populares y un código elaborado, empleado por las clases dominantes (Berstein, 1991).

Se agrava, por el aumento demográfico, la deuda externa, la existencia de regímenes oligárquicos propios del sistema capitalista, donde ocurren sucesivas crisis económicas que tienen su repercusión inmediata en la educación. Estas crisis provocan la reducción de los fondos públicos, aumento del desempleo, el deterioro del poder de compra del salario, lo que explica el aumento de familias que viven en la pobreza y que se manifiesta en el sector educativo
Castro Kikuchi ofrece la siguiente definición de analfabetismo: “En sentido genérico, carencia de instrucción elemental necesaria para desenvolverse en un determinado medio sociocultural, debido a la falta de oportunidades educativas. En sentido restringido, situación de las personas que no saben leer ni escribir.” (Castro Kikuchi, 2001: 29).

En lo que coinciden muchos autores es que el analfabetismo no debe analizarse como un concepto unívoco y universal. Para superarlo deben establecerse métodos y procedimientos adecuados, teniendo en cuenta los estudios casuísticos que respondan a las necesidades específicas de cada región.
Dentro de los autores que se han dedicado al aspecto cuantitativo del analfabetismo, porcentajes, estimaciones, cobertura escolar y niveles, se encuentran en Londoño y Schiefelbein (1990).

Para la UNESCO, los analfabetos son aquellas personas que no saben leer ni escribir, ni comprenden un texto sencillo, ni pueden exponer de forma elemental hechos de su vida cotidiana. Se considera entonces analfabetos funcionales a quienes no pueden emprender aquellas actividades en que la alfabetización es necesaria para la actuación eficaz en su grupo y comunidad (UNESCO, 1998).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada